jueves, diciembre 29, 2005

Uñas afiladas

La gata gruñona
Hoy quiero presentarles a Madame Curie. Ella es así como la ven: arisca y gruñona.
Miauuu, miauu...
- No te acerques mucho, que te puede morder.
¿Morder?. Curie es definitivamente extraña. Ladra (o gruñe como perro, es igual), rasca las puertas, persigue la pelota y la trae para jugar con ella.
Se pasea como sacando pica. Lentamente y meneando la cola de un lado a otro. Saca chispas de desesperación.
Recuerdo el día que llegó a mi casa. Cabía en la palma de mi mano. Sensible, tierna, querendona.
Sin embargo, a los 5 minutos de tenerla, mis ojos se enrojecieron y de mi nariz corría un río desagradable.
- ¿Qué es esto?. Preguntó mi papá un tanto ofuscado.
- Un gato. (Respueta obvia).
Pocos días se sucedieron hasta comprobar que mi alergia a los gatos era algo inevitable. Y yo con uno en la casa.
En fin, el resultado del test cutáneo era definitivo: "usted es alérgica a los gatos".
Y así se dio la historia. Yo aquí en casa con un gato que al parecer siente mi desesperación. Se recuesta a mi lado, se sacude cerca mío, me estornuda... etc.
Las palabras de mi madre fueron claras: "no se va. La gata no se va".
Y así. Madame Curie se pasea meneando la cola de un lado a otro como queriendo aparentar clase. Yo aquí estornudando serpentinas.
After that: lo más probable es que no alcance a estar antes del 2006 por aquí. Es por ello que les deseo a todos un muy feliz año nuevo. Siéntanse felices con ustedes mismos, luego, repartan abrazos.

martes, diciembre 27, 2005

Después de 6 días...

Un avícola día
En medio de este acalorado día, tuve la suerte de poder enfrentar a este interesante entrevistado. Un pollo sin cabeza es el invitado de honor hoy.
- ¿A qué se debe tan enorme cuerpo?
- Mira, no tengo idea, pero es impresionante el porte al cual he llegado. Al parecer me inyectaron alguna cosa rarapor ahí. Es triste y si tuviera ojos, no me atrevería a mirarme.
Sobre el lavaplatos de la cocina, aposentó su suave y grasiento ser, que luego (sin ninguna duda), sería cocinado. ¿La forma?, aún desconocida.
- ¿Y qué hay de su familia?
- ¿Cómo voy a saber yo de ellos?. Lamentablemente a cada uno de nosotros nos aislan en una especie de corral individual. Allí somos tratados con esas cosas raras que le comentaba hace un rato atrás.
Con respecto a su cabeza. NADA. No tiene. Por lo tanto, aún no entiendo qué quizo decir cuando le escuché: ¡Tirai' pinta cabrita!.
Pobre don pollo. Allí queda su solitario cuerpecillo. Mientras le corre el agua por la espalda, un cuchillo recién afilado troza cada parte de lo que queda de humanidad.
- Bien rico te quedó el pollo mamá.

miércoles, diciembre 21, 2005

Transición

Un minuto por favor
Hoy pido un minuto de descanso.
Que el reloj detenga sus agujas y que el silencio grite con todas sus fuerzas.
- Una almohada por favor.
El viaje fue largo, 18 horas. A pesar de eso, los ojos supieron descansar sujetos a las ventanas y respirando el paisaje que se transformaba de desierto a verde.
Minutos de descanso para esta viajera.
Pronto, novedades.

lunes, diciembre 19, 2005

Nudos en la garganta

A mi papá
Las cosas no acaban aquí.
No hay que tener pena, el corazón siempre palpita con la misma fuerza.
Te quiero, te amo para ser precisa.
Te admiro por el gran hombre que eres:
dedicado, cariñoso (a tu manera), buena persona y muy inteligente.
Hoy es día de despedidas. No hay que estar tristes, nos veremos siempre.
¿Por qué?
Porque nos tenemos el uno al otro dentro de nuestra alma.
Tú me tomabas la mano para poder caminar.
Ahora, yo emprendo el vuelo con las herramientas necesarias.
Tú me las diste, por eso confío.
Los hombres de bien tienen la felicidad en sus manos,
tú eres uno de ellos.
Que las lágrimas sean pasajeras, todos estaremos bien.
Te quiero mucho. Siempre estás en mi corazón.
Tu hija.
After that: el viaje es a Santiago. Allí posaré mis maletas para iniciar una nueva vida. Ya soy periodista, por lo que las comunicaciones (o algo parecido) llaman a la puerta. Nos vemos por aquí. Quizás no con mucha frecuencia, por lo menos los primeros días. El AltoSubterráneo no se cierra.

sábado, diciembre 17, 2005

Close up al ojo


Carta abierta a Antofagasta (inos e inas) y a la "manga":
Las señoritas serias de más allá también se despiden
Heme otra vez aquí. Intentando decir las cosas que siento escondida tras una pluma, una amada pluma/tecla. Ésta vez por un medio del cual no muchos comprenden.
- Es harta la exposición que se tiene con esto del blog.
A pesar de eso, lo hago por acá. Es un deleite el saber que te ven, te leen y también te odian. En fin, uno no puede tener todo lo que quiere.
Llega el tiempo de las despedidas y uno suele escapar de estos momentos en que las lágrimas son inevitables y el hecho de extrañar a quienes uno quiere y ama, se hace algo casi inmanejable.
- Uno suele dar validez a las personas cuando estás alejados de ellos.
Sí. Es cierto y me ha pasado. Te encuentras lejos de quienes alguna vez heriste y ahora los necesitas más que nunca. Pasa una y otra vez.
Esta vez, la que se marcha soy yo. Dejo 12 años de vida aquí, entre cerros café y mar ahora contaminado. Dejo Antofagasta.
Sí, me da pena dejarla. No porque me agrade, creo que nunca pude enamorarme de "la perla del norte", pero sí de mis amigos. Gente buena... buena pal’ leseo también.
Dejo atrás 12 años en un lugar que me vio crecer. Doce años en los cuales me caí, levanté y arrastré por los más diversos paisajes personales. Todo quedó aquí fundido entre rocas.
Extrañaré a personas que simplemente son geniales. Desde las cosas que piensan hasta la forma en que me hicieron sentir.
- ¿Qué son 12 años?
Definitivamente la mitad de mi vida en estos instantes. Llegué a los 12 y me voy a los 24. Entre los pies en la tierra y el mar. Entre el calor húmedo y el lento andar.
Serpentinas, globos alargados y confeti para todos ustedes. (Y aquí la frase clishé): que todo lo que se propongan sea resultado de esfuerzo y calidad. Éxito para todos.
"Unsaludconalgodealcohol" por la Carola- Ale- Pamela- Romina A.- Romina V. - Lucho- Mauro – Sebas – Roberto – Oscar - Johann – Karen - Andrea – Daniella – Lorena – Loreto – John – Rommy – Andrés G.
Los quiero a todos.

jueves, diciembre 15, 2005

Principio de despedida


Maletas llenas
Despego con paciencia todos los afiches, posters y pinturas que acompañaron a las paredes durante doce años.
Las marcas del sol dejaron plasmada la existencia de fotografías en la puerta del clóset.
- Fue sin querer. No sabía que se mancharía.
Algunos papeles al basurero, otros a las cajas. Miles de ellas se aprestan para recibir gran cargamento de recuerdos, rabias, alegrías. Todo pa' dentro.
- ¡Tanto cachureo que guardas!. ¿Será necesario?
Hoy, las imágenes se volvieron más lentas. Los pasos de quienes aprecio, quiero y amo eran aletargados, como de película surrealista. Sólo se movían las palabras. Los cuerpos estaban quietos.
Es una lágrima que no tiene ganas de salir a jugar. Prefiere guardarse para el último minuto.
- Sí si me da pena partir.
Intento dejar de lado lo (im)prescindible. En casa se necesita algo de swing.
Las maletas tratan de contener el peso de los años. Libros, luz, amigos... todo al bolso.
Despedidas. Un mal necesario.
After that: ¡Oh por dios!, ¡se me sube la mermelada!.

martes, diciembre 13, 2005

Su ticket por favor

Aves gregarias
Las plumas quietas lo dicen todo. Ahí estaba aquella ave que, queriendo emprender el vuelo, se encontraba con obstáculos que claramente le hacían presagiar que sus patas no servían para tal efecto.
Junto a su grupo, todos de patas enraizadas, picoteaban el poco maíz que les tiraba 'la mano'. La misma que a veces quita, ahora proporcionaba con mucha atención.
Una de las aves sobresalía de las demás. Como en el cuento del pato feo, la gregaria no tenía más gracia que la de empinar su pico por sobre el resto como queriendo mirar más allá de la granja.
El sol se ponía una, dos, tres y cuatro veces al día. La luna acariciaba a las aves con su manto luminoso/obscuro. Las protegía de quién sabe qué. Allí estaban todas encerraditas.
El río corre tranquilo por esos lares. Las piedras reposan cual inertes sobre el suelo y las vacas, chanchos y caballos conversan de temas ininteligibles.
- En fin, algún día podremos volar.
Escuchan nuevamente desde la ventana los ronquidos del patrón.
- Es un viejo que en el fondo es buena persona.
El sol pegaba fuerte en el césped. Las aves gregarias temen por su futuro. Sin embargo, todo estará bien. Siempre todo sale bien.

lunes, diciembre 12, 2005

Retraso con sonrisa (11 de diciembre)

Entre zanahorias y confeti
Érase una vez, una señorita mágica, quien gustaba de las fragancias más exquisitas del bosque.
Con un vestido rosa y un canasto con zanahorias, la maga recorría cada rincón del paraje que se le entregó a sus ojos, a veces cafés; a veces verdes.
El sol acompaña sus pasos, siempre finos, siempre frescos. Pies delicados, voz suave, cabellos claros.
Todos los ojos la miran pasar. Es que la femineidad que raya en la admiración, pinta cada poro de su piel, como si de un baño de miel de abeja hubiera sido bañada.
Ayer, un par de piernas infantiles: largas y flacas que tomaban helado junto al lago. Hoy, una mujer que destapa realidades y maneja fantasías.
A un lado deja su corazón y al otro un par de naranjas. La dulzura se cuela por su (in)conciencia dejándola presta a deslizarse por todos los cruces que le depare el destino.
La señorita mágica, como toda maga posee una varita. Con ella viaja entre nubes y caramelos. Con ella, nos hace feliz a todos
La llaman Constanza. Yo le digo: regalo de la vida.
After that: a mi hermana en su cumpleaños número 21. Te quiero mucho Magnolia.

sábado, diciembre 10, 2005

Mucama entrometida

Vida en muerte
Todo se salió de control. El médico ya le había aconsejado dejar aquellas sustancias, pero él hizo caso omiso al diagnóstico.
Postrado hace algunas semanas, se dedicó a redactar parte de su vida, como queriendo plasmar todo lo que alguna vez quiso contarle al resto y no podía por causas urbanas.
Día uno: memorias de un filósofo; día dos: recuerdos numéricos; día tres: viaje a Europa.
Y así. La pluma se deslizaba con confianza por el amarillento papel que descansaba sobre la ya añeja madera que ocupaba como mesita de noche.
- Los cables se cruzan con el tiempo amigo. Tú eres el responsable de todo esto.
Y la botella se le vino a la cabeza. Tragos y tragos bebidos junto a los contertulios, solo, con las mujeres que lo enloquecían y las que simplemente le guiñaban un ojo.
La lengua traposa le recordaba la muerte. Le hacía olvidar la vida.
- Pero, ¡qué es lo que estoy diciendo!, si te irás por un motivo muy simple. La vida.
Jamás supo abrir los ojos para contemplar más allá de sus narices. Las cortinas las corría sólo en ocasiones especiales y en uno que otro feriado.
Lamalavida le jugaba una mala pasada y el médico se lo recordó una vez más: "deje estas sustancias. No hay remedio para esto".
Lo mismo que creyó estar perdiendo, lo empuejaba hacia lo que no quería poseer.
After that: desde una red inalámbrica para todo el planeta.
Before that: recomendando Gling - Glo de Björk. Deslizándose por el jazz.

miércoles, diciembre 07, 2005

Agua, mucha agua

En el mar, la vida es más sabrosa
Siempre era igual. Descendía lentamente por un túnel vertical luminoso con las ganas de encontrar tan anhelado tesoro.
Desde pequeño le interesó el mar. A pesar de eso, el pavor que le causaba la sola idea de adentrarse nadando, lo hacía desistir de sus sueños e inmiscuírse en cuánta enciclopedia fuera necesario.
Peces abisales, estrellas de mar, hipocampos, esponjas y linternas con ojos. Todo era conocido para su mente. Los pies en las rocas, nunca en el mar.
Andaba como en la luna. Su cuerpo parecía lotar en la arena, esa capa mojada y acolchada que causa tanto placer.
Regocijo era el sentimiento. Entre pequeños peces de colores se abría paso hasta llegar a donde siempre soñó: el hogar de las medusas.
No había más genialidad en ir allí que visitar la trasparente belleza de aquellos "bichos" como les llamaba su madre.
- Mira, son verdaderas jaleas.
- No te acerques mucho, que te puede dar "algo".
Cada uno en su asunto, las especies bailan entre burbujas y plancton. Todos tienen su trabajo definido y al mismo tiempo sus ocupaciones dan paso a la vida en el fondo del mar.
Sube, sube que el oxígeno se acaba. Sólo un par de minutos es suficiente para capturar todo lo que en los libros es imposibe. Su sueño se había cumplido en un sueño.
El más grande se come al más pequeño. En la tierra es igual.
After that: por lo del perrito faldero. Gracias al anónimo conocido por la ¿genial? idea.

lunes, diciembre 05, 2005

Venga, venga ptss ptss


A mi perrito faldero
Tengo un perrito faldero, ¿quién no ha tenido uno alguna vez?.
Peludo o lanudo, da igual. Siempre bien perfumado y con una cinta azul alrededor de su cuello.
- Es macho. A los machos les viene el azul.
Lo saco a pasear todos los días. También cuido de que no se haga pipí dentro de la casa. Ya tiene un árbol con su nombre inscrito sobre el tronco. ¡Qué lindo es mi perrito faldero!.
Le gusta dormir a mis pies. Mi madre le tejió una colcha roja de lana. Él descansa fascinado sobre ella.
- ¡Guau!
- Su primer ladrido ¡Qué emoción!.
Es increíble todo lo que ha aprendido en estos cuatro años. Desde que lo adopté, le he enseñado a hacer trucos como dar la patita, hacerse el muerto, pedir comida y abrir los cajones.
¡Ay!, mi perrito faldero. Lo amo tanto... Es que él es especial. Tiene un intelecto único, es profundo y capaz de ser fiel sin pedir nada a cambio.
Siempre me defiende contra quienes quieren violar mi privacidad.
Ataca perrito faldero, ataca.
Y ahí parte él. Aunque es pequeño, sabe defender bien su territorio.
Amo a mi perrito faldero.

domingo, diciembre 04, 2005

Cielo rosa

Armando pétalos
Así las cosas pasan. De todo lo que uno pudo hacer o decir, el viento se lo lleva a diario para polinizar otros cerebros, otras mentes, otros discursos.
Y así el sol se levanta como si fuera la primera vez que toca con sus rayos el frío mar. La sonrisa está presente, los ojos maravillados buscan el consuelo del perdón y el corazón ruega por un poco más de mermelada.
La aguja e hilo comienzan a dar puntadas. Cada pétalo, cada trozo de tela se remece con el traspaso de quien será fundamental en la elaboración.
Una, dos y tres filas de puntos con hilo. El color debe ser el apropiado... no vaya a ser que las cosas queden a medias y al primer atisbo de brisa, la cosa vaya a transformarse en un puro desastre.
Esta vez, el rosado para los pétalos. Femenino y hasta repulsivo, pero adorable.
- Rosado para niñas, celeste para niños.
El verde del tallo es primordial para dar los últimos retoques. Y ahí está una de las creaciones que causa sonrisas, suspiros y una que otra lágrima. La flor.
Si cierras los ojos y no posees ningún tipo de alergia, inspira hondo y atrae hacia ti la fragancia dulce de las flores. Supongo que traen mensajes. Después de todo, por algo están plantadas ahí.
Que cada uno posea el don de ver más allá de las cosas. Que un pétalo de aquellos que parecen de terciopelo, se apodere de las pupilas de todos aquellos que ven escabroso su futuro. Si todo sale bien, pronto nos veremos empapados del más dulce néctar.
After that: me gustan esas imágenes en las que se muestra el despertar de una flor de manera que se puede percibir toda la evolución.
Sólo basta dejar una cámara grabando por un par (hartos) de horas y luego acelerar los cuadros en edición.

sábado, diciembre 03, 2005

Persecuciones


Y el villano es...
La persecución comienza así: uno expele una aseveración, luego la palabra vuela rauda y se inserta dentro de las cabezas de todos (incluso de quienes nada tienen que ver con el suceso), esto se forman una idea que el 99% es errada y se inicia el juegodel traspaso colectivo de las palabras.
El nunca bien ponderado cahuín tiene por objeto crear ideas, situaciones, estados y qué sé yo, con el fin de que se establezcan nuevas ideas que vayan definitivamente en contra de otra persona, ya sea por mal gusto, porque "cae mal", o porque es débil, extraña, freak, etcétera.
Y aquí viene el dedo acusador que apunta sin piedad contra el corazón de quien expulsó la primera frase. Las miradas juzgan por sí solas. Ceños fruncidos por parte de quienes incluso apoyan la anticipada moción. Es extraño cómo la masa atrae a individuos que no están de acuerdo con ella. La masa es poderosa, come a mordiscos sangrientos.
Y detrás vienen con rocas, palos y flechas. El tiro debe ser perfecto; debes morir o por lo menos cerrar la boca y no hablar. ¿Por qué?, porque así es la cosa nomás.
- ¿Por qué?
- Porque HABÍA que hacerlo.
Había... había... por formalidad. ¡No!, no estoy de acuerdo. Tú te callas.
- Ahhh, ya chao.
Y ahí la cosa cambió. Los rostros amables ahora no dicen, no saluda, no nada, no todo. El ceño se frunce y pasa por tu lado como castigando tus dichos, reprobando tu actitud. La tercera parte aún no se presenta. La primera, ya pasó y la segunda fue desagradable.

viernes, diciembre 02, 2005

Pateaduras

Del cinismo y otras yerbas
Esta vez no habrá nada de convencionalismos baratos, falsas cursilerías ni caras apretadas y sonrientes.
Es inaceptable que, ¿cómo lo digo?... me causa repulsión fijar la mirada en la gente cínica y doble standard. De aquellas que apuñalan a diestra y siniestra y luego corchetean su boca moldeando una hermosa sonrisa.
- No nos iremos sin antes reconocer a quien estuvo con nosotros...
- ¿Qué?
No puedo creer, no me cabe en la cabeza la imagen solapada de ciertos personajes que sin más ni más, voltean su chaqueta en medio de luces, aplausos y fiesta.
Primero la basura y detrás las flores. A un lado el hombro vilipendiado y al otro, la espalda golpeada.
Me sorprenden cada día con sus falsas caretas. Intento ponerme en vuestro lugar, mas no comprendo nada. Nada.
Me bajo del escenario de la falsedad. No quise compartir semejante actitud con ustedes. Espero me disculpen, pero no soporto dos caras iguales/distintas a la vez. Me sobrepasa.
Los focos no presenciaron mi partida. Alivio, porque después la lengua es larga. Larga y venenosa.
After that: Todo iba bien, los quería, admiraba; me apenaba... pero no.